¿Para qué sirve ir al psicólogo?

15-07-2018

Acudir a un proceso terapéutico es una decisión que puede resultar difícil de tomar. Muchas personas dudan de si un psicólogo es lo que necesitan, o si es el momento adecuado para acudir a un profesional de la psicología. Es lógico que previamente a acudir a un psicólogo, nos asalten éstas u otras dudas al respecto, ya que el proceso de terapia es un proceso personal que requiere ponerse en manos de otra persona.

 

La psicoterapia es un proceso en el cual un profesional de la psicología ayuda a resolver las diferentes dificultades en su vida a una persona que requiere ayuda. A través de este proceso terapéutico se buscará modificar aquellas conductas, pensamientos y emociones que le están generando malestar a la persona y le están impidiendo afrontar las situaciones importantes en las diferentes áreas de su vida.

 

El primer beneficio que nos puede aportar la terapia psicológica y que es una de las razones de por qué ir al psicólogo, es que nos ayuda a sentirnos mejor. Por un lado, durante el proceso de psicoterapia la persona va comprendiendo cuáles son sus dificultades y las causas que estas tienen, entendiendo cuál es el cuadro por el que viene y cómo se conforma. Entender estos aspectos, va a ayudar a la persona a comprender mejor su situación y eso va a ayudar a que vea la solución y se sienta comprendido.

 

Sin duda, otras de las ventajas de acudir a un psicólogo es que durante el proceso terapéutico se trabajará para ponerle solución a las dificultades que presenta la persona.

Otra de las razones de por qué ir al psicólogo, es porque durante el proceso de terapia se aprenden recursos y herramientas personales que le permitan a la persona afrontar los diferentes retos que pueden surgir en su vida.

 

También supone una experiencia de aprendizaje de uno mismo. La persona que acude a psicoterapia logra comprender de una forma más profunda aspectos importantes de sí mismo que le ayudarán a entender aspectos importantes de su vida. Conocernos a nosotros mismos en el primer punto de partida para poder crecer personalmente.