Qué es la Psicoterapia

21-05-2018

Actualmente Vivimos en un mundo y en una sociedad en los que todo sucede demasiado rápido El ritmo de vida viene muchas veces impuesto por circunstancias ajenas a nosotros (horarios de trabajo, compromisos familiares y profesionales, imprevistos que requieren atención inmediata y urgente) y en muchas ocasiones no nos paramos lo suficiente para ver cómo estamos nosotros mismos.

 

Cuando las exigencias de este estilo de vida sobrepasan y exceden a nuestros recursos y a nuestras capacidades para afrontarlo, comienzan a aparecer problemas: Estrés, ansiedad, preocupaciones, falta de sueño, fatiga malestar emocional, etc.

 

La psicoterapia puede ayudarte a reducir los síntomas de malestar y concederte cierto alivio. Este concepto puede entenderse desde distintas perspectivas: La psicoterapia como tiempo, como un espacio, y como un proceso: 

  • Es un tiempo destinado y dedicado para ti, para conocerte, para entender lo que te está sucediendo, y esto es fundamental para seguir caminando en la vida con menos enredos.
  • Se trata de un espacio que se conecta con los esfuerzos de una persona, o de una pareja o de una familia, para atender una situación que se ha salido de control. Un espacio con determinadas herramientas, de evaluación, de análisis, de comprensión, de intervención, que aplica el profesional de la psicología. Pero sobre todo, es un espacio para experimentar y libre de juicios. Es un espacio en el que puedes sentirte, escucharte y cuidarte.
  • Se trata de un proceso personal en el que te observas, reflexionas y te vas conociendo, y desde ahí, puedes coger la responsabilidad de tu propia vida, soltar viejos hábitos (algunos dañinos pero que en algún momento te sirvieron) y crear otros nuevos, caminando con mayor conciencia y libertad.

En la terapia haremos un repaso de tu vida, dónde estás y cómo has llegado hasta aquí para ir viendo por dónde seguir y cómo resolver eso que te inquieta y que te ha traído a consulta. ¿Cómo lo haremos? Hablaremos, escribiremos, dibujaremos, haremos distintas dinámicas y ejercicios que te ayudarán a conocerte y a entenderte, con el fin de que pongas en marcha tus recursos (o encuentres otros nuevos) y alcances un mayor bienestar o recuperes el que has perdido.

 

Habrá momentos reconfortantes y otros serán más duros, habrá sonrisas y también lágrimas, resistencias y miedos al cambio a los que daremos su sitio y que poco a poco se irán disipando, habrá palabras y también silencios… La terapia es un camino cargado de emociones y descubrimientos. 

OBJETIVOS DE LA PSICOTERAPIA 

 

La Psicoterapia o también conocida como terapia del habla o asesoramiento psicológico, tiene como objetivo fundamental el cambio de pensamientos, sentimientos y patrones de conductas negativos, que son necesarios para facilitar el cambio psicológico del paciente que requiere ayuda, para aliviar esos síntomas que le producen un grado de sufrimiento importante. Te permite tomar conciencia de nuevas cosas, abordar los problemas de manera diferente, encontrar por fin respuestas y soluciones eficaces, que te hagan sentir bien contigo y en tus relaciones.

 

La psicoterapia propicia cambios congruentes con los objetivos que desea alcanzar el cliente. Proporciona orden al caos facilitando la comprensión de ideas y acciones que habían sido confusas. Conduce a cierto alivio al capacitar a la persona para afrontar ansiedades y tensiones que habían sido evitadas. Conduce a nuevas oportunidades para aprender modos diferentes de pensar, sentir y actuar. En definitiva, provoca que la sensación de malestar progresivamente vaya dejando paso a la de dominio y control personal.

 

La Terapia cognitiva conductual (TCC) es una de las modalidades más eficaces de la psicoterapia empleada hoy día para muchos tipos de trastornos y para tratar los problemas más cotidianos que puedan surgir en el día a día.

 

Generalmente la TCC es un tratamiento a corto plazo y se enfoca en enseñarte técnicas específicas para mejorar tus síntomas y poder gradualmente volver a las actividades y a tu vida. Sirve para liberarnos del sufrimiento innecesario que pesa en nuestras vidas. Nos ayuda a confiar no solo en los demás sino en nuestras capacidades

 

La duración depende del motivo de consulta, del ritmo de la persona, de la profundidad de la terapia… No es un proceso automático. Cada persona es única y cada proceso es diferente, y nos iremos ajustando a tus necesidades y a tu momento de vida.

 

En resumen, para acudir a psicoterapia, basta con que sientas que algo no va bien en tu vida (aunque no entiendas bien qué te sucede o de dónde viene ese malestar) y quieras buscar soluciones. La psicoterapia te permite encontrar una salida y liberarte de un malestar innecesario y poder así tener una vida más plena y satisfactoria.