Tratamiento en Adicciones

05-11-2019

La intervención en adicciones tiene como objetivo principal el ayudar a las personas a abandonar el consumo de sustancias tóxicas, o la realización de esa conducta que tantos problemas les está ocasionando tanto a ello/as como a sus familias.

Detectamos que existe un problema de adicción cuando, después de la evaluación inicial de la conducta, confirmamos la existencia de un patrón desadaptativo de la misma, cumpliéndose al menos 3 de los siguientes puntos durante un periodo mínimo de 12 meses:

Tolerancia, definida por (a) una necesidad de cantidades marcadamente crecientes de la sustancia para conseguir la intoxicación, o el efecto deseado o, (b) el efecto de las mismas cantidades de sustancia disminuye claramente con su consumo continuado.

Abstinencia: Aparece (a) el síndrome de abstinencia característico para cada sustancia o (b) se toma la misma sustancia (o un muy parecida) para aliviar o evitar los síntomas de abstinencia.

La sustancia se consume en cantidades mayores o la conducta se realiza durante un período más prolongado de lo que originalmente se pretendía.

Existe un deseo persistente o se realizan esfuerzos infructuosos por controlar o interrumpir el consumo de la sustancia o la realización de la conducta.

Se emplea mucho tiempo en actividades relacionadas con la obtención de la sustancia o conducta, en el consumo de la sustancia o realización de la misma o en la recuperación de sus efectos.

Reducción o abandono de importantes actividades sociales, laborales o recreativas

Se continúa consumiendo la sustancia o realizando la conducta a pesar de tener conciencia de la cantidad problemas psicológicos o físicos que ocasiona.

 

Mediante el modelo transteórico del Cambio de Prochaska y Diclemente, valorará el estadio de conciencia que la persona y si existe un deseo de cambio.

 

El Proceso de abandonar las adicciones tiene las mismas fases independientemente de la conducta perjudicial que se aborde.

 

La desintoxicación: necesidad de restablecer el funcionamiento normal del organismo previo al uso de drogas.

 

Deshabituación: proceso durante el cual se establecen nuevos hábitos de vida saludables que no dejaran cabida a las conductas tóxicas.

 

Mantenimiento abstinencia: momento en el que se afianza el nuevo estilo de vida.

 

Prevención recaídas: preparación para afrontar posibles riesgos futuros que puedan favorecer la reinstauración de esa conducta desadaptativa.

 

La dificultad fundamental va a ser la toma de conciencia de la persona que padece el trastorno adictivo. Ya que una de las características de estos problemas es la negación del mismo y la sensación de “control” por parte de la persona afectada.

 

A través de los diferentes estadios de cambio, se intenta proporcionar todas aquellas estrategias y habilidades necesarias para ganar terreno en la batalla contra la adicción

Durante las diferentes sesiones, y siempre y cuando exista una mínima intención de modificar hábitos disfuncionales, ayudaremos a avanzar a la persona por los diferentes estadios de cambio que son:

Precontemplativo: No hay conciencia del problema “no me pasa nada”

Contemplativo: En algún momento piensa que algo no va bien con su consumo.

Preparación: Ha intentado hacer algo para solucionar el problema.

Acción: Búsqueda activa de soluciones y ejecución.

Mantenimiento: Mantenimiento de la abstinencia.

En este avance, dirigido por el profesional, a través de los diferentes estadios de cambio, proporcionamos todas aquellas estrategias y habilidades necesarias para ganar terreno en la batalla contra la adicción, en pos del bienestar y la normalización de la vida.

Las estrategias Cognitivo Conductuales que vamos enseñando al cliente son: información sobre el proceso adictivo, asesoramiento, derivación a médico o psiquiatra si fuera necesario, acompañamiento entre sesiones para superar la crisis o momentos difíciles, motivación para el cambio, control de estímulos (desintoxicación), técnicas para el control de la ansiedad, habilidades sociales, aumento de la autoestima, instauración de hábitos saludables, terapia cognitiva, programa de actividades agradables, técnicas de comunicación, prevención de recaídas, manejo de las emociones, terapia familiar, terapia de pareja.